PRESENTACIÓN DEL PROYECTOESPAÑA EN FLORACIÓN
HASTA LA TEMPORADA 2024EN CIEZA

Explorando el Valle del Jerte: más allá de los cerezos en flor

El Valle del Jerte, en la hermosa región de Extremadura, es conocido en toda España por el espectacular florecimiento de sus cerezos en primavera. Sin embargo, este encantador rincón del norte de Extremadura ofrece mucho más que la vista de campos teñidos de blanco.

Desde la riqueza histórica de sus pueblos hasta la impresionante belleza natural de sus paisajes, esta comarca ofrece una experiencia completa para los viajeros en busca de autenticidad y sorpresas. Sumérgete en la magia de este rincón extremeño y descubre todos sus secretos en cada rincón que explores.

Descubramos juntos cinco paradas que hacen de esta comarca un destino imprescindible en cualquier itinerario.

1. Cabezuela del Valle: historia y encanto

Ubicado en el corazón del valle, Cabezuela del Valle cautiva con su casco antiguo declarado Conjunto Histórico-Artístico. Casas blancas adornadas con madera ofrecen un ambiente pintoresco y acogedor.

Recorre sus calles para admirar la arquitectura tradicional y dirígete al convento de San José siguiendo una ruta que revela la riqueza cultural y natural de la región.

2. Jerte: entre frutales y tradiciones

El pueblo de Jerte, rodeado de exuberantes huertos frutales, es un tesoro escondido en el valle. Explora el barrio de Los Bueyes, testigo del pasado histórico de la región, y déjate seducir por la atmósfera única que envuelve este enclave en primavera.

Calleja de los Bueyes: Pueblo del Jerte

3. Garganta de los Infiernos: naturaleza en estado puro

A poca distancia de Jerte se encuentra la impresionante Garganta de los Infiernos, un paraíso natural donde la naturaleza despliega toda su belleza. Déjate cautivar por las curiosas formaciones rocosas y las cristalinas aguas que serpentean entre ellas. Una caminata por este enclave te sumergirá en un mundo de serenidad y asombro.

Garganta de los Infiernos

4. Tornavacas: tradición y belleza paisajística

En las alturas del valle, Tornavacas emerge como un rincón de arquitectura tradicional y paisajes impresionantes. Descubre su patrimonio arquitectónico y sumérgete en la historia que se respira en sus calles empedradas. La Ruta de Carlos V, que parte desde este encantador pueblo, es una experiencia imperdible para los amantes de la historia y la naturaleza.

5. Mirador de la Memoria: una despedida inolvidable

Antes de despedirte del Valle del Jerte, haz una parada en el Mirador de la Memoria. Aquí, las vistas panorámicas del valle y la majestuosa sierra de Tormantos te dejarán sin aliento. Además, las esculturas conmemorativas que adornan este mirador añaden un toque de melancolía y reflexión a tu experiencia.

Mirador de la Memoria

 

 
Logo España Floración Color

Únete al
Proyecto
España en
Floración