EMPIEZA LA TEMPORADAEN CIEZA
EMPIEZA LA TEMPORADAEN CIEZA

Cómo ver la Floración de melocotoneros de Aitona

La pequeña localidad de Aitona, en la provincia de Lleida, se prepara ya para volver a “abrir” sus campos a los visitantes, tras dos años anómalos debidos a la pandemia, y poder presumir de una de la floraciones más atractivas de las que se dan en el territorio nacional, que deleita a nuestros ojos con un mar rosado dibujado por los melocotoneros.


Ya desde finales del mes de febrero, y hasta mediados de marzo, se vive el momento álgido de la floración, pero que atendiendo al tiempo meteorológico, puede aguantar hasta finales de mes.


En Aitona nos encontraremos con melocotoneros, pero también con nectarinas y paraguayos. Es difícil distinguir los árboles solo viéndolos, ya que todos son de flores rosadas. Pero si que hay unos con una flor más morada y otros con una tonalidad más rosa, difícil decir cuál es más bonito.


Para el visitante de la floración, Aitona tiene preparas visitas guiadas, aunque también pueden realizarse por libre. La visitas guiadas se hacen todos los días de la semana. De lunes a jueves hacen visitas a las 10:00h y a las 11:00h. Los fines de semana hay tres visitas por la mañana: 10:00, 11:00 y 12:00h. Por la tarde hay otras dos a las 15:00 y 16:00h.


El precio de estas visitas guiadas es de 12 euros para los adultos y 6 euros para los niños de 4 a 12 años. Los menores de 4 años pueden realizarla de manera gratuita.

La ventaja de ir con una visita guiada,que se realiza de la mano de un guía payés/sa, es que puedes entrar a fincas privadas, tras ser recogidos en el polideportivo de Aitona, ofreciendo una una explicación sobre los árboles y la fruta, dejando uns 45 minutos libres para recorrer la finca y hacer fotos.


La visitas se tienen que reservar con antelación en la web de Fruiturisme.


Mejor fecha para visitar la floración de los melocotoneros en Aitona


Pues lo mejor es consultar, porque varía según las temperaturas que se den en las primeras semanas del año, aunque las fechas más seguras, donde se puede ver la floración en su esplendor, son las dos primeras semanas de marzo. Lo mejor, si no tenemos fechas fijas para hacer la visita, es consultar en tiempo real, contactando con los responsables de turismo vía mail o en su Instagram y os ofrecerán el asesoramiento que necesitéis.